Aseguramiento de la calidad

Me llamo Urs von Mühlenen y trabajo en Nitrochemie Wimmis AG como gestor de proyectos para calibres pequeños. Me gustaría aprovechar este artículo para ofrecerles una breve perspectiva sobre el aseguramiento de la calidad. Fabricamos las pólvoras Reload Swiss RS según el mismo proceso general. Es decir, se redacta una especificación de fabricación y con ella se fabrica la primera mitad de la cantidad necesaria. A continuación ésta se evalúa en el laboratorio y en el departamento de balística. En este caso el disparo se efectúa según una referencia, en un calibre definido, con componentes definidos y una carga establecida. Al final, el lote de prueba debe quedar como máximo a ±12 m/s y a ±250 bar de la referencia. Por supuesto, tenemos la aspiración de acercarnos aún más a la referencia. En función de cómo se evalúe el primer lote de prueba (demasiado lento, correcto, demasiado rápido) se corrige la segunda mitad del lote que se va a producir. En este caso el ajuste se efectúa mediante el tratamiento de superficie del granulado de la pólvora, que se ajusta en un intervalo de décimas. La segunda cantidad también se vuelve a comprobar de forma analítica y balística tras la producción. Tras esta comprobación se determina la composición del lote mediante la especificación de la mezcla. El último retoque del lote de pólvora es el ajuste de la humedad adecuada. El lote se comprueba detenidamente una vez más en pruebas de tiro y a continuación se aprueba para el llenado en los envases de Reload Swiss. ¿Qué obtiene usted como cliente de este proceso? Gracias a este proceso se pueden reproducir sin problemas los cartuchos correctos también con un nuevo lote de pólvora, sin necesidad de adaptaciones y sin sorpresas desagradables. Queremos garantizárselo y para ello nos esforzamos al máximo.

¡Le deseamos buen tiro y buena caza!

Urs von Mühlenen